sábado, 24 de octubre de 2015

Just now

masao yamamoto


 Antes me decía
que era muy joven
para estar triste. Cierto es.
Pero, como suele ocurrir,
el tiempo ofrece razones
cuando ya es demasiado tarde.