sábado, 22 de agosto de 2015

Si no hay viento, habrá que remar

Lucho
contra lo que quiero
y lo que deseo.
Lucho a muerte. Cuerpo a cuerpo
por mantener la calma
y no romper todas las ventanas.
Da igual.
Todo acaba lleno de cristales.
Una putada.
Tener corazón.

Rakel Rodríguez, Lucha a muerte,