miércoles, 5 de agosto de 2015

Peder Severin Krøyer

Peder Severin Krøyer: El pintor de la luz de Skagen


Para ver más obras hacer click en la imágen

Peder Severin Krøyer

Nació el 23 de julio de 1851 en Stavanger, Noruega.
Influenciado por la reciente aparición de la fotografía,  desarrolló un estilo en el que naturaleza y el color eran los auténticos protagonistas.

Su obra fue muy valorada en Dinamarca y Noruega, sobre todo en Skagen, ciudad costera en la que había una nutrida comunidad de pintores.
A su madre le fue retirada su custodia por incapacidad para cuidarlo, quedando al cargo de unos tíos que lo llevaron a vivir a Copenhague. Con nueve años de edad, comenzó su carrera artística con tutores privados y un año más tarde, ingresó en el Instituto Técnico de Copenhague.
A los 19 años,ingresó en la Real Academia Danesa de Arte (Det Kongelige Danske Kunstakademi), en la que tuvo como maestro a Frederik Vermehren. En 1873 obtuvo una medalla de oro que le suponía una beca para sus estudios.
Expuso por primera vez en 1871 en el Castillo de Charlottenborg, esta primera obra que exhibió fue el retrato de su amigo, el también pintor Frans Schwartz. En este castillo seguiría exponiendo el resto su vida.
En 1874 el importante coleccionista Heinrich Hirschsprung, compró su primera obra, que daría lugar a un largo mecenazgo. Muchas de las obras que le compró se pueden ver actualmente en el Museo Hirschsprung de Copenhague.
Entre 1877 y 1881,viajó por Europa, entabló contacto con numerosos artistas, estudió la obra de los maestros, gracias a lo cual evolucionó, maduró y perfeccionó en su pintura.
En París, recibió clases de Léon Bonnat, conoció a fondo la obra impresionista de Claude Monet, deAlfred Sisley, de Edgar Degas, de Pierre-Auguste Renoir y de Édouard Manet.
Pudo continuar viajando toda su vida, gracias al éxito de sus exposiciones en Dinamarca y a que Hirschsprung se encargaba de los gastos de sus viajes.
En 1882 de regreso a Dinamarca, y pasa los veranos en Skagen, por aquel entonces una pequeña y lejana aldea pesquera al norte de Jutlandia, en ella se inspiró para pintar, sobre todo temas de la vida cotidiana local y representaciones de artistas y otras personas influyentes que vivían en Skagen en esos tiempos.
Skagen se convirtió en una colonia de artistas, a la que pertenecieron entre otros Holger Drachmann, Georg Brandes, Henrik Pontoppidan, Michael Ancher o Anna Ancher.
Desde entonces compaginó su vida entre su apartamento de Copenhague con la casita de verano en Skagen, a la vez que realizaba viajes y travesías por distintos lugares del mundo.
En un viaje que realizó a París en 1888 se reencontró con Marie Martha Mathilde Triepcke, a quien conoció en Copenhague. Se enamoraron y tras una tumultuosa relación, se casaron. Marie, también pintora, estuvo así mismo asociada a la comunidad de Skagen y posó como modelo en muchos cuadros de Peder durante su matrimonio que finalizó en 1905.
Murió en 1909, con sólo 58 años de edad, tras haber pasado enfermo de sífilis varios años. Hizo una peregrinación por diferentes hospitales hasta que la enfermedad afectó a su mente y a su visión, acabando totalmente ciego. A pesar de eso realizó varios cuadros con ceguera parcial.
Su más reconocida y conocida obra es sin duda, “Tarde estival en la playa sur de Skagen con Anna Ancher y Marie Krøyer”, de 1893. Pintó además numerosas escenas de la playa y de pescadores en la faena o descansando.
Otra de sus obras más notables, es “Hoguera la víspera de Sana Juan en la playa de Skagen”, de 1903, cuadro de gran formato en la que plasmó a parte de la comunidad influyente de Skagen en la celebración de San Juan.
Murió en Skagen, Dinamarca, el 21 de noviembre de 1909.
Fuente: trianarts