lunes, 3 de agosto de 2015

Madurez

Isabel Pérez Navarro

No es una piel joven... pero llama al tacto con muchísima fuerza.