viernes, 31 de julio de 2015

No era cuestión


No era cuestión de acostarse con su cuerpo. No era cuestión de juntar sus sexos y explotar de placer puro. Era algo que iba más allá. La cuestión era un encuentro cósmico; era como estar juntos en el lugar preciso, en el instante justo para al fin poder unirse, así fuese tan solo una noche. Ellos sin alcanzarlo a comprender completamente, vivirían esa luna, y podrían darse cuenta de la delgada pero profunda línea, entre tener sexo y hacer el amor… 

Blaster



Es la tercera vez que la pongo hoy, me parece, pero no he escuchado otra cosa en todo el día.